Jueves, 03 Febrero 2005 17:00

"PIERDA 15 KGR. EN UN MES"

Los nutricionistas alertan sobre las "dietas milagrosas" Dieta del rastafari, de la alcachofa, de Victoria Principal... Olvídense. Los endocrinos avisan de lo perniciosos que son para la salud todos esos regímenes populares. "Consigue un cuerpo de cine". Lo malo es que muchos acaban como la pantalla de un cine. ¿Por qué? Porque se aventuran en extrañas y milagrosas dietas que terminan minando la salud. Dieta del rastafari, de la alcachofa, de Victoria Principal, de la sopa... Son algunos de los típicos reclamos que durante todo el año, pero sobre todo cuando empieza, inundan portadas de revistas, anuncios publicitarios y demás medios dirigidos, en su mayoría, al publico femenino. Casi todos eses remedios son perjudiciales para la salud.


En materia de regímenes de adelgazamiento, hay dietas para todos los gustos, pero, al seguir algunas como las citadas, puede ser peor el remedio que la enfermedad. Ahora que miles de españoles se proponen eliminar los kilos de sobra de la Navidad, conviene separar el grano de la paja y advertir qué planes de comidas son un puro fraude, cuales comportan riesgos y qué otros se basan en medias verdades.

La Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad ( SEEDO ) y su presidente, Basilio Moreno, llevan años denunciando esos regímenes que prometen adelgazar sin esfuerzo.

Tipologías

Según un estudio de la Asociación de Dietistas y Nutricionistas, existen seis tipos de regímenes: los basados en un solo alimento ( dieta del espagueti, la patata o el espárrago ) , que "pueden producir trastornos digestivos y psíquicos, ya que rompen el ritmo alimentario normal". De muy bajo o bajo valor calórico ( dieta de 150 gr. O de las proteínas) son las que aportan entre 500 y 1000 kilocalorías al día, llegando a causar malestar, generando mareos, perdida de cabello, insomnio o depresión. Dietas hipoenergeticas ( dieta de la uva, del helado o del arroz integral) que aunque suministran mas calorías que las anteriores, si su aporte es menor de las 1200 Kcal. Al día no son nutricionalmente adecuadas. Dietas pobres en hidratos de carbono y ricas en grasas(dieta de la naranja o de las proteínas): descalcificación ósea y daños renales, pérdida de líquidos, acido urico, colesterol o halitosis son algunas de las consecuencias. Dieta rica en hidratos de carbono ( dieta de la piña o del arroz integral) provocan "carencia de ácidos grasos esenciales". Y dietas pintorescas ( la dieta del buen humor, del sandwich), que no aportan una correcta nutrición.

Dietas macrobióticas: los expertos dicen que bordean el disparate, cuando no entran de lleno en él. Estas dietas comprenden varias fases , que se van graduando de forma progresiva hasta llegar a un estadio en el que solo se pueden ingerir cereales. En el colmo del delirio de este tipo de régimen, los impulsores propugnan limitar el beber agua, mientras que se autoriza el consumo de bebidas alcohólicas.

Dieta del espagueti: Las dietas que proponen reconciliarse con la báscula a base de tomar un solo alimento, como la del espagueti, la patata, o el espárrago pueden arruinar la salud mental de la aspirante a sílfide y ocasionar problemas digestivos, dado que quiebran el ritmo alimentario normal. Los nutricionistas creen que estos regímenes pueden llegar a ser los peores debido a su nula aportación alimenticia.

Dieta del doctor Atkins: Otro grupo de dietas igualmente peligrosas son las denominadas hipergrasas. Pregonan el reemplazo de los hidratos de carbono por las grasas. Un ejemplo de estos regímenes es el del doctor Atkins, quien difundió con fortuna ( sobre todo para su bolsillo ) la idea de que si uno se harta de grasas consigue estimular la secreción de acetona, circunstancia que reduce la sensación de hambre.

Dieta de la cerveza: Ya en el campo de lo pintoresco está la dieta que aconseja tomar dos litros de cerveza al día. Sus extravagantes partidarios esgrimen el argumento de que se trata de algo muy nutritivo. No menos estrafalarias son la que predican la introducción de un ajo en el ombligo, atarse un cordel en el antebrazo o la infesta de cítricos en ayunas para disolver la grasa. Quizá no se pierda mucho peso, pero causa risa.

Dieta de la clínica Mayo: No tiene nada que ver con la acreditada clínica de Rochester, pero el nombre de "dieta de la clínica Mayo" le da un cierto tufillo de respetabilidad, aunque a la postre resulte ser tan engañosa como las otras. O más. Este régimen de adelgazamiento es muy desequilibrado y aboga por un excesivo consumo de huevo , lo que conlleva serios e importantes efectos secundarios a quienes lo siguen.

Dieta de Victoria Principal: igual de absurda es la dieta de Victoria Principal o del biquini. Patrocinada por la famosa actriz de la serie Dallas, propone un plan de comidas con muy pocas calorías y rica en nutrientes. A la postre, se trata de un régimen que se basa casi exclusivamente en la infesta de ensaladas. Por no se sabe qué intrincados motivos hay que tener precaución, según dicen, de no seguirla durante la menstruación.

La Voz de Galicia 04/01/05

A. Mahía / A. Paniagua

A. Montes

Visto 2261 veces Modificado por última vez en Martes, 23 Agosto 2016 11:32

NUESTROS VALORES

100% RESPETO       100% INTEGRIDAD       100% PERSEVERANCIA       100% AUTOCONTROL       100% LEALTAD