Martes, 25 Enero 2005 14:32

CONOCIMIENTOS BASICOS DE PRIMEROS AUXILIOS

¿Quién no se ha visto nunca en una situación de emergencia y no ha sabido cómo actuar? Desde luego, lo normal no es ir por ahí salvando vidas pero, como nunca se sabe, es mejor que estemos preparados para cualquier imprevisto.

1. Quemaduras:
Aparta al afectado de la fuente de calor. Mete la herida debajo de un chorro de agua durante diez minutos. Retira la ropa y las joyas de su cuerpo antes de que se inflame. Cubre la zona afectada con gasas estériles o una sábana limpia. No echar crema ni nada sobre la herida. De este modo, el médico valorará mejor la magnitud de la quemadura. Acudir al médico si es necesario.

2. Electrocución:
Cortar la corriente. Si no es posible, desenchufar el aparato sin tocarlo. Si no se puede cortar la corriente, súbete a unos libros o silla de madera y aparta al herido con un palo de madera (vale una escoba). Envuelve los pies del herido con una toalla y arrástralo para alejarlo de la corriente. Si está inconsciente, comprobar si respira y si tiene pulso. Si no es así, reanimarlo como se pueda y llamar al médico.

3. Heridas sangrantes:
Apartar la ropa que rodea la herida. Lavar bajo el chorro de agua y jabón. Poner una gasa limpia y apretar con fuerza la herida, pero no impidas que la sangre fluya. Si es muy grande: improvisar una compresa con un trozo de tela limpia. Procura elevar el miembro herida por encima del corazón: sangrará menos. Si has de practicar un torniquete: apunta la hora a la que lo hiciste cerca de la herida: con un bolígrafo, barra de labios o con lo que tengas a mano. Siempre hay que acudir al médico.

4.-¡Socorro: se asfixia!
Por supuesto, hay que actuar en estos casos con extrema rapidez y de forma diferente si es un niño o un adulto:

Niños:
Procurar que tosa y expulse el cuerpo extraño.
Si no lo expulsa: poner al niño cabeza abajo o sobre las rodillas y golpearlo varias veces entre los omóplatos.
Si así no sale: darle la vuelta y apretar sobre el esternón con la palma de la mano: hacer esto cinco veces.
Continuar presionando: empujando y soltando sucesivamente cinco veces más.

Adultos:
Inclinar a la víctima y golpearlo cinco veces entre los omóplatos.
Si falla: ponerse detrás de él colocando los brazos alrededor de su abdomen. Empujar con las manos unidas hacia el diafragma.
A. Montes

Visto 2316 veces Modificado por última vez en Martes, 23 Agosto 2016 11:56
Más en esta categoría: HEMORRAGIAS »

NUESTROS VALORES

100% RESPETO       100% INTEGRIDAD       100% PERSEVERANCIA       100% AUTOCONTROL       100% LEALTAD