Viernes, 28 Enero 2005 12:08

DEJAR DE FUMAR SIN MORIR EN EL INTENTO

No es fácil renunciar al placer-vicio del tabaco, lo sabemos. Pero debes intentarlo si no quieres formar parte de las estadísticas. Cuatro millones de personas mueren al año en el mundo por fumar, y el hombre, en concreto, reduce en 24 años su esperanza de vida. Si a esto le sumas la posibilidad de sufrir enfermedades respiratorias y cardiacas, diversos tipos de cáncer que en un 40 por ciento de los casos son diagnosticados demasiado tarde, el envejecimiento prematuro de la piel, el cabello desvitalizado, el mal aliento, etc. ¿A qué esperas para dejar de fumar?

Lo primero que debes hacer es tomar una decisión firme. En su ‘Guía Práctica para dejar de fumar’, los especialistas del Servicio Canario de Salud aconsejan que te repitas a diario las razones que te han llevado a dejarlo. El siguiente paso es forrar una cajetilla con un papel de color chillón y renunciar a usar otras. De esta forma fumarás menos. ¿Por qué? Porque al ver el tono chillón, caerás en la cuenta de lo que vas a hacer. Además, el cigarro, sin el marketing que le acompaña, dejará de ser atractivo.
A continuación, elige un día concreto para dejarlo. Es importante que comentes tu decisión a todo el mundo. Si tu pareja fuma, pídele que no lo haga delante de ti. Además, debes evitar las comidas picantes y abundantes y beber mucha agua y zumos naturales con vitamina C. Estos líquidos aceleran la eliminación de nicotina del organismo y producen sensación de saciedad, lo que evitará que añadas kilos de más.

Métodos para dejarlo
Junto a los tradicionales productos con nicotina: chicles para quitar la ansiedad momentánea, nebulizadores nasales para grandes fumadores y parches que se adhieren a la piel y liberan nicotina en la sangre de forma continua, existen otros métodos para que enciendas tu último cigarrillo. Estos son:

La Asociación Española Contra el Cáncer realiza programas gratuitos de deshabituación con terapia de grupo. Son siete sesiones de una hora de duración; la primera impartida por un médico y las seis siguientes por un psicólogo.
En el Natural Medical Center de Madrid , recomiendan el uso de plantas medicinales. Las infusiones de lobelia, por ejemplo, aportan un alcaloide similar a la nicotina sin sus efectos secundarios. El tusilago y la grindelia descongestionan las vías respiratorias. Y contra la ansiedad propia de la abstinencia, aconsejan tisanas de valeriana y pasiflora.
Otro método es la acupuntura. Consiste en la aplicación de agujas en puntos estratégicos del cuerpo para superar la abstinencia y reforzar la voluntad. Precisa de un promedio de tres sesiones de una hora.

Si eres incapaz de dejarlo
Ante todo, no te sientas culpable. De cada 10 personas que quieren dejar de fumar, 7 abandonan. Y es que la dependencia que genera el tabaco es cuatro veces mayor de la que protagoniza al heroína. Eso sí, si sigues fumando, hazlo de la forma menos perjudicial posible para tu salud y la de los demás:
No fumes en ayunas ni al acabar de hacer ejercicio.

No des caladas muy profundas.

No apures los pitillos hasta el filtro.

No fumes entre plato y plato en las comidas.

Frecuenta a gente no fumadora.

Toma a diario alimentos ricos en vitamina C y ácido fólico.

Prueba fumar con boquilla.

Compra pipetas mentoladas y chicles sin azúcar.

Mete en una hucha lo que vas ahorrando al fumar menos.

A. Montes

Visto 2433 veces Modificado por última vez en Martes, 23 Agosto 2016 11:45

NUESTROS VALORES

100% RESPETO       100% INTEGRIDAD       100% PERSEVERANCIA       100% AUTOCONTROL       100% LEALTAD